Noticia remitida | Plantas comestibles que puedes sembrar en tu propia casa

Plantas comestibles que puedes sembrar en tu propia casa
Plantas comestibles que puedes sembrar en tu propia casa

Cada vez son más las personas que se suman a crear pequeños huertos urbanos en casa. Es verdad que no se van a obtener grandes producciones con ese sistema, pero sí que se pueden obtener alimentos naturales y realmente sabrosos.

¿Quieres crear tu propio huerto en casa? Estamos aquí para ayudarte. Para ello, te vamos a mostrar un listado de plantas comestibles que podrás cultivar en casa de una manera sencilla. Son plantas bastante fáciles de cuidar y que te permitirán añadir a tus platos favoritos. De las muchas opciones entre las que elegir, nosotros te mostramos las más comunes.

1- Tomateras

Si te gusta la naturaleza y realmente quieres disfrutar de un tomate que realmente sepa a tomate, es una de las plantas que deberías cultivar. Como nos informan los amantes de las plantas de LoveNaturaleza.com, las tomateras en casa se pueden plantar en cualquier época del año.

Para obtener buenos resultados se recomienda plantar las semillas en enero o febrero. Si quieres saltarte ese paso, puedes acudir a un comercio especializado a comprar las plantas ya crecidas y plantarlas durante marzo o abril. Las plantas necesitan la humedad adecuada, bastante sol y una guía para crecer hacia lo alto.

Las tomateras no son complicadas de cuidar. A cambio, podrás ver como la planta crece y comienza a dar tomates. El fruto no tiene nada que ver con el que se compra en el supermercado. Con tus propios tomates realmente podrás disfrutar del verdadero sabor de un tomate y no tener la sensación de estar comiendo plástico.

2- Ajos

Es otro alimento que podrás ver crecer en casa y disfrutar de un alimento natural a cambio de una inversión mínima. Para su cultivo, solo tendrás que poner un diente de ajo en el macetero, ponerlo al sol y regarlo cada tres días más o menos.

En pocos días comenzará a brotar y poco a poco irá creciendo. El desarrollo de la planta es más rápido de lo que podría parecer en un primer momento. Eso sí, lo que se suele recomendar es cultivar varios dientes distribuidos por el tiesto. De esa manera podrás tener la certeza de que más de una planta te va a salir y en consecuencia podrás tener varias unidades de las cuales disfrutar. Es un cultivo que seguro querrás repetir por lo fácil que es.

3- Zanahorias

Gracias a la colaboración de QueGustodeMundo, expertos en comidas y platos típicos, hemos podido saber que las zanahorias es otro cultivo interesante. Se pueden cultivar zanahorias en casa con mucha facilidad, de aquí que esté más de moda que nunca.

Si además de fácil, nos damos cuenta de que es una planta muy usada en la gastronomía de nuestro país, podemos concluir que es un cultivo muy interesante.

Para realizar el cultivo, solo deberás cortar la parte superior de la zanahoria y ponerla en un plato con agua. El remojo deberá durar varios días. Pasado un tiempo verás como la parte superior comienza a florecer. Cuando tenga unos cm, solo deberás pasarla a la tierra y en poco tiempo podrás obtener una zanahoria. Para obtener una buena cosecha tendrás que plantar varias unidades, dependiendo del espacio que tengas para crear ese pequeño huerto doméstico.

4- Pimiento

Es una planta bastante parecida al tomate. Si te gustan los pimientos, seguro que te convendrá plantarlos en casa.

La plantación es muy sencilla. Abrimos un pimiento y le quitamos las pepitas. Esas pepitas o semillas las ponemos en la tierra. Regamos y ponemos al sol la maceta y en una o dos semanas los primeros brotes comenzarán a salir.

Cuando comiencen a salir las plantas, deberás eliminar las más débiles y dejar espacio a las más fuertes. Así podrás tener la certeza de obtener una buena plantación. Si las plantas están muy cercanas, entonces se quitarán fuerza y eso provocará que los pimientos salgan pequeños. Es mejor menos plantas y así tener una cosecha de más calidad.

5- Aguacate

Nuestros amigos de MiCocinaPerfecta, los cuales hacen comparativas de productos de cocina, nos indican que el aguacate es otra de las plantas que podemos cultivar en casa. Puede parecer mentira, pero con un poco de paciencia podrás tener tu pequeño huerto de aguacate. Si te gustan, no lo dudes y comienza con esta plantación lo antes posible.

Cuando comas un aguacate, solo tendrás que quedarte con el hueso. Luego atraviesa con dos palillos en forma de cruz. Llena un vaso estrecho de agua y colócalo sobre el mismo. Así quedará la mitad en el agua y la otra parte fuera.

Pasadas unas semanas comenzarás a ver que comienzan a salir unas raíces. No los retires del agua hasta que tengan una longitud aproximada de unos 20 cm. Luego ya lo podrás pasar a una maceta y tener la certeza de que estás cultivando tus propios aguacates. No es de las plantas más sencillas de conseguir, pero con paciencia se consigue sin problemas.

6- Lechuga

¿A quién no le gusta una buena ensalada? Es verdad que el precio de una lechuga es bajo, pero no hay nada como comer una lechuga cultivada por uno mismo. Incluso puede ser una buena opción para que los niños se animen a probarla y disfrutar de sus beneficios.

En la actualidad puedes plantar diferentes variedades de lechuga, pero la más sencilla de conseguir es la variedad de lechuga romana.

Para realizar la plantación, puedes hacerlo de dos maneras. Con semillas previamente compradas en un comercio especializado o cortando la parte inferior. En ese último caso, deberás colocar la parte cortada en un vaso de agua y ponerlo al sol. Verás como pasados unos días las hojas comienzan a crecer.

Para que la planta pueda salir con más facilidad, es importante pulverizar las hojas al principio. Así la planta tendrá más energía y crecerá antes. Una vez que la planta comience a ganar tamaño, solo tendrás que pasarla a una maceta y se desarrollará sin problemas. Luego ya podrás cortarla y comerla sin problemas. Incluso podrás volver a reutilizar la parte baja para realizar una nueva plantación.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña